From Poesía capicúa

Nos perdimos Marte

Una noche de verano, durmiendo lejos, algo helados. Planes troncados por egos futuros. Frutos de cosecha pasada. Rancios, enojos. No hay por qué para no…